Una palabra, mil emociones

Nacho Novoa – Escritor

El precipicio de su cintura.

Era la primera vez que me asomaba a su precipicio. Me sentí indefenso, emocionado y a la vez al borde de la locura. Es un recuerdo que aun perdura en mi memoria.

Horas antes hubo un instante que cambió mi vida. Su mirada me atravesó para instalarse en mi corazón como una arteria trayendo sangre nueva a mi sistema, desee que sus ojos no abandonaran nunca los míos. Por aquel entonces había erigido murallas delante de mi corazón creando un castillo inexpugnable. Habían sido muchos desengaños que tatuaron mi piel aún sin cicatrizar.

Esa tarde habíamos compartido nuestras heridas entre risas que sanan y miradas que enternecen. Fue una simple casualidad del destino o quizás un capricho de la suerte lo que nos llevó ahí, un milagro inesperado. El tiempo se perdió en la conversación y le dio una oportunidad a la aventura.

Cuando nuestro momento se volvió atemporal, su mirada burló por completo mi sistema de defensa, sus labios hicieron un guiño a los míos que aceptaron su propuesta y su cuello me susurró para que me acercara. Derribamos las murallas que separaban nuestras pieles.

Lo último que recuerdo fue su silueta desnuda en mi cama, mi precipicio.

Salté al vacío.


Gracias por leer, si te gusta y emocionas comparte.

Con cariño, Nacho.


Recibe en tu e-mail corazón mis nuevos textos:

Pincha en la imagen o aquí para regalar tu microrrelato

Processing…
Success! You're on the list.

Processing…
Success! You're on the list.

SI quieres más textos y relatos cortos puedes seguirme en Instagram:

Related Posts

One thought on “El precipicio de su cintura.

  1. Prosa íntima, hermoso texto, perfumado de cierto lirismo y de sensibilidad. Poeta y musa, gracias por esta viñeta salpicada de erotismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *