Una palabra, mil emociones

Nacho Novoa – Escritor

Photo by Victoria Priessnitz on Unsplash

Valentía, la mujer de mis sueños

Ese día estaba radiante. Un vestido en palabra de honor, invitaba a la aventura y a la vez realzaba su dulce rostro. Su sonrisa iluminaba el salón y lo hacía propio. Tenía todas las miradas. No era para menos…

Recuerdo la primera vez que la vi. De espaldas, su pelo caía como el agua de una cascada. Su silueta era inconfundible, la reconocería hasta en la oscuridad. Al darse la vuelta, esa sonrisa, su sonrisa. Me costó reaccionar en aquel momento. Solo recuerdo cómo vibró todo mi cuerpo.

El tiempo pasa muy deprisa. Hace ya 10 años, en el aula magna de la Facultad de Derecho. Historia del derecho, aquella clase os juro que no supe ni siquiera en qué carrera estaba. Hoy tengo la suerte decir que soy un gran abogado.

Compartí con ella todos los momentos posibles, desde los más alegres a los más tristes. La inesperada muerte de su padre. Aquel novio que la había dejado después de haberla engañado con su mejor amiga. El regalo de su cumpleaños con el que juró ser “la mujer más afortunada del mundo”.

Hay un punto en el que sientes que conoces todo de una persona, ya nada te sorprendería. Queen, su grupo favorito. Las letra de Estopa, su debilidad. El amarillo, su color favorito y el de su libreta. Esa libreta en la que escribe sus pensamientos y emociones. Creo conocer cada uno de ellos, hasta los que no se pueden confesar.

Era la mujer perfecta, con la que sueñas desde que eres pequeño y que en un punto de tu vida te cruzas. Ahí estaba yo, en el altar, esperándola.

Allí estaba ella recorriendo el pasillo de la iglesia en su día. Fotos, vídeos, directos en Instagram y, su sonrisa, esa sonrisa. Se me puso la piel de gallina cuando fijó los ojos en mí y luego los posó en Manuel. No le volvió a quitar los ojos.

No os lo dije, lo único que no sabía de Alba era el sabor de sus labios ni el de su piel. La amé profundamente desde la primera vez que cruzamos nuestras miradas en aquella aula de la Facultad.

Nunca se lo dije, siempre estubo en mi corazón. Podríamos haber sido muy felices….Fui cobarde….


En el amor y en nuestra vida sabemos qué sentimos por una persona o cuáles son nuestros sueños. Sabemos que es lo que deseamos en lo más profundo de nuestro corazón y aquello por lo que estamos vivos.

Sin embargo, nos empequeñecemos o simplemente nos da vértigo ser valientes y dar el paso. Dejamos pasar la oportunidad y otros terminan teniendo lo que deseamos.


Si fueras más valiente ¿Qué te gustaría haber hecho?


Con cariño, Nacho.


Puedes hacer click en la imagen o aquí.

Suscríbete a mi blog para recibir mis textos y ayudarme a llegar al corazón de más personas.

Processing…
Success! You're on the list.

Related Posts

10 thoughts on “Valentía, la mujer de mis sueños

  1. Precioso Nacho me encantó, me transportó totalmente a cafa momento Precioso 😍 enhorabuena por tus reflexiones y tus pensamientos tan buenos y claros Felicidades 🎊 Eres muy grande 😘 😘 ♥

  2. Precioso Nacho me encantó, me transportó totalmente a cafa momento Precioso 😍 enhorabuena por tus reflexiones y tus pensamientos tan buenos y claros Felicidades 🎊 Eres muy grande 😘 😘 ♥

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *